Quien maneja transporte de Provincia. ¿Sabrá conducir? La pregunta que “flota” en las islas

Alejo Supply – Subsecretario de Transporte P.B.A.

Una cosa es segura, para nosotros, los isleños, Lo que no sabe hacer el secretario de transporte de la provincia de Bs. As. es ¡Timonear! 

Pero eso no sería grave, hay buenos timoneles en la isla! Lo grave es que un funcionario del estado se ensañe en atacar a una comunidad, por mas que ésta sea “pequeña” en votos. Y lo que esta haciendo Alejo Supply es discriminatorio y persecutorio. 

Hace meses que los isleños que trabajan en continente no pueden regresar a sus hogares porque la última lancha es a las 17:30 hs. O se quedan a dormir en un hotel o se pagan un remís con costos insostenibles en ambos casos.

Se nos comentó (via Whats App) que esperaban restablecer la totalidad de los servicios, de ser posible, desde el 1º de noviembre. Se reunieron con los empresarios y les pidieron a ellos que les dicten una propuesta de servicios (no la totalidad) Las empresas presentaron su propio cronograma a su medida, luego la provincia no lo aprueba. No sabemos el porque. Resultado seguimos igual, lo cual es igual a mucho peor! 

“Traska” o “Sobre llovido marea”

Más de 12 años de reclamos (copiado y pegado, si, cansados de repetirlo) avisando, entre muchos temas referentes al transporte, la insuficiencia de servicios acorde al crecimiento demográfico poblacional y turístico del Delta Bonaerense.

Cuando se tomaron medidas de aislamiento social por la Pandemia, los servicios se restringieron drásticamente para tratar, así, de desalentar el movimiento de personas. 

Los protocolos de seguridad sanitaria establecieron que nadie se mueva mas allá de 200/400 metros para abastecerse de alimentos, medicinas, etc. Algo practicable en la ciudad, en algún pueblo, pero ¿En las islas del Delta? Definitivamente ¡No! 

Los isleños viajamos hasta la ciudad de Tigre o San Fernando hasta por agua potable! Y de repente no podíamos abastecernos de nada, ¡Ni de agua! (Brutal paradoja)

Por esa “realidad isleña”, los pocos servicios de lanchas se abarrotaban de pasajeros y en ese sentido hicimos varios reclamos. La Provincia respondió, tras varios planteos, mandando inspectores a intentar poner orden en la cantidad de gente y otros aspectos. Pero no agregó servicios, a lo sumo exigió mas embarcaciones para los servicios reducidos. 

Paralelamente se fueron desarrollando acciones desde el municipio, desde la comunidad también, a medida que la nueva realidad se instalaba en el tiempo. Reparto de agua, redes de cooperación vecinal, reconversión laboral de isleños que, con muy buen tino y agilidad ofrecieron los servicios que faltaban. Así nos fuimos cuidando y ayudando unos a otros.

Varias verdulerías, fruterías y despensas se iniciaron en las islas, varios productores se organizaron, también, para distribuir sus producción de alimentos en el mismo Delta, muelle a muelle; AYSA, finalmente, asumió un reparto sostenido de agua potable y así, mas o menos, nos pudimos “quedar en casa” y abastecernos.

Un servicio muy importante que falta es el transporte de pasajeros

Servicio que , ya dijimos, faltó siempre desde hace muchos años y por eso eso siempre existieron servicios privados informales que suplieron la demanda. Pero se agravó aun más.

La demanda creció durante la Pandemia desde que se reactivaron actividades laborales y los servicios privados informales, también! A esto lo llamamos REALIDAD estimados funcionarios!

Y esto se lo decimos porque ahora, ademas de la falta de solución y decisión del estado para resolver la falta de servicio público, desde provincia han iniciado un operativo de persecución a lanchas remíses informales con fuertes multas e intimaciones a realizar trámites inalcanzables económicamente y que paradójicamente muchos de ellos aún no se pueden realizar porque por pandemia PNA no está dictando los cursos que exigen. 

La vuelta al trabajo

Llegó el momento, dentro del Aislamiento Sanitario, en que se fueron habilitando actividades con sus correspondientes protocolos. Una de las primeras fue la industria automotriz, y en Tigre tenemos un par de fábricas. Muchos isleños tienen trabajo fuera de las islas y al reanudar sus actividades laborales tuvieron que salir. Salir, sí, ¿Volver a casa? ¡No! En los Protocolos se olvidaron, otra vez, que las islas existen. 

No incrementaron los horarios de transporte para las nuevas actividades y así la última lancha sale de la Estación Fluvial de Tigre a las 17:30 hs. Después, o te quedás en Tigre o te pagás un remís. No hay otra opción. Y esto sigue, como ya dijimos, igual, lo cual es igual a ¡Cada vez peor!

Ya sabemos que nos quieren expulsar. Ya sabemos que hay negocios jugosos para hacer en el Delta, sin los isleños. Pero los isleños no nos vamos. Ni Scioli, ni Massa, ni Vidal lograron hacer “el trabajo sucio” de desplazarnos para “cambiar de target” 

Hoy nos toca un funcionario que “enarbola  las banderas de la justicia social y la lucha por los derechos de los trabajadores.” Sus acciones recientes demuestran que sus banderas, hoy, están de luto y a media asta, como mínimo. 

Por el bien de toda la comunidad isleña que habita el Delta Bonaerense, le recordamos, una vez más, que usted, Alejo Supply, tiene en sus manos la herramienta necesaria para mejorar el Transporte Fluvial: la CoTraDe. (Comisión de seguimiento del Transporte del Delta).

¡Sólo debe convocarla y le vamos a ayudar a levantar esas banderas nuevamente!

Unidad Isleña

INICIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.